El Valor de la Confianza

La confianza es un valor complejo, ya que incluye dos variables que lo definen. Este valor probablemente sea uno de los pilares fundamentales con los que cuenta cualquier relación. Es la esperanza y fe con respecto al futuro, el cual nos da certeza y tranquilidad.

Existen diversos grados de confianza, la existencial, la profesional, a la totalidad del individuo, a la actividad de un individuo, a la tecnología, etc.

La primera dimensión de la confianza es la propia, la cual nos da aliento y seguridad en nuestras capacidades para realizar una actividad y tener la esperanza de que saldremos adelante a pesar de los obstáculos pues tenemos lo necesario para ello.

El primer paso para alcanzar una meta es pensar que somos capaces de lograrlo… es decir tener confianza en nuestras capacidades… Si crees que puedes… existe la posibilidad de lograrlo… si crees que no puedes… ya estas derrotado.

Un ejemplo de fortaleza y confianza en la vida, para mi son las personas con discapacidad pues recordemos que dichas limitaciones no son un impedimento para cumplir tus sueños… pero reconozcamos que las actividades se hacen más duras, complicadas y requieren de mayor esfuerzo para lograr alcanzar una meta. Tal es el caso de Tony Melendez del cual pueden ver su historia en el siguiente vínculo.

DA CLICK AQUÍ —à http://www.youtube.com/watch?v=mSf2S3ov09I

La segunda dimensión de la confianza es la esperanza firme, o certeza que se tiene sobre una persona o cosa actuaron conforme lo que esperamos de ella.

Es un valor crucial y básico para el buen funcionamiento de cualquier familia para cultivar otros valores. Es saber que podemos contar con nuestros padres o hermanos… es sentirnos, respetados, alentados, comprendidos, respaldados, seguros y apoyados de ser quienes somos para poder dialogar de lo que nos interesa, es decir de aquello que es importante para nosotros. La confianza se desarrolla en un ambiente de cordialidad, amabilidad, flexibilidad y tolerancia… Si fuésemos trapecistas de circo serían las redes de seguridad que nos resguardaran cuando cometamos alguna equivocación.

Es hermana de la fortaleza y la sinceridad, se refuerza o se pierde en función de las acciones realizadas

Nuestras mascotas son seres sumamente confiables pues ya sabemos como ellos van a actuar a pesar de nuestros propios actos, por ejemplo un perro guía (usado por los ciegos) hará todo lo que este en sus patas para cuidar a su amo y llevarlo en buen camino.

Hay un dicho que dice: “la confianza crece con la lentitud de una palmera y se desmorona con la velocidad con la que cae un coco.”

Una persona que tiene confianza, da por seguro valores positivos en si misma y en los demás, mira con esperanza a la humanidad, por lo que espera acciones favorables. La confianza debe basarse en todo aquello que nos rodea,  lo que podemos observar ya cuando no es así caemos en la ingenuidad lo cual de pie a que nos engañen, y eso es una debilidad de nuestro carácter. Si no confiamos la vida se vuelve áspera y dura pero si somos ingenuos tarde que tempranos nos defraudaran.

Recordemos que la confianza es una apuesta que se hace en una relación, se basa en el cree en el otro y por ello estoy dispuesto a realizar cierta acción. Esta se mantiene cuando las partes implicadas cumplen con lo que se espera de ellas y se puede perder con una simple palabra fuera de contexto, un mal comportamiento entre otras.

Siempre debemos tener la certeza de nuestros conocimientos, sobre todo de nuestros valores y principios.

Caminemos paso a paso, donde cada pisada nos lleva por el camino que debemos cruzar y nos dirige al lugar a donde debemos llegar con confianza y firmeza.

Autor: Jean Paul Díaz Casas
Tema: Valores, Consciencia Humana
Confianza.

 

Boton_Blog